miércoles, 21 de julio de 2010

Futuro, presente, pasado.

No sabe en que momento se fraguó aquel futuro sorprendente,...
... si en la respuesta a aquel correo que envió,
... si en aquella casual conversación,
... si en aquel grupo de personas que encontró justo en aquella época de su vida,
... si cuando decidió matricularse en aquel máster,
... si en aquel trabajo que consiguió en su isla,
... si cuando tuvo aquella charla en la que decidió irse a estudiar fuera de su casa,
... si cuando aquel test le dijo que lo suyo era la psicología,
... si en el momento en que decidió nacer en aquella familia.

7 comentarios:

  1. Yo creo que fue cuando tus padres decidieron que merecía la pena tener un hijo más. Te pensaron, y a partir de entonces empezaste a existir como posibilidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Se fraguó, y damos gracias, en el momento más oportuno de todos, sea cual sea ese momento!
    Un abrazooooo

    ResponderEliminar
  3. Bueno, a veces todo se mezcla y puede ser que todo diera ese resultado sorprendente. No tiene por qué ser sólo una cosa.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  4. Somos un cúmulo de decisiones que vamos tomando en la vida, quizás haya algunas más determinantes que otras, pero no hay que mirar atrás, hay que hacer frente al presente mirando al futuro. Lo hecho, hecho está.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. A veces me planteo lo que relatas en este micro, en qué momento mi vida era mi vida y yo era yo, cual de entre todas las decisiones que tomé, fue la que me condujo hasta mi. Una pequeña variación y creo, todo hubiera sido diferente...¿seguro?, no lo sé ,tal vez.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Tal vez su futuro se fraguó en cada uno de esos momentos de su vida. El futuro se construye en el día a día, con cada decisión tomada, con cada situación vivida. Este pensamiento abierto sobre el futuro hace que sienta que puedo tener muchas posibilidades de vida.

    Un beso con futuro

    ResponderEliminar

Comparte palabras...