miércoles, 29 de junio de 2011

Fe

Nunca creí en tus “nunca”, siempre se repetían. 

Mientras, yo acababa creyendo en ellos.

11 comentarios:

  1. La fe es siempre una elección, y nunca... es demasiado tiempo.

    Besos, mpl.

    ResponderEliminar
  2. ¿Dónde escuché yo eso de que las generalizaciones eran uno de los semáforos de la comunicación? Da igual, nunca lo he entendido muy bien porque siempre estoy pensando en otra cosa :-P

    ResponderEliminar
  3. La Fe a veces no es traiciona, es un deseo que pueda llevarnos a la ruina. Pero otras veces... nos da el triunfo.

    Muy bueno el micro, un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Nunca. Siempre. Mejor ahora. Aunque supongo que necesitamos tener fe en ellos...
    Saludillos

    ResponderEliminar
  5. Nunca dejes de escribir, me gusta leerte sentado en el carrusel de tu imaginación, tenga fe o no.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  6. Excelente, redondito, cuantas relaciones "armamos" así, ¿no?
    Parece que todos andamos hablando por estos días de la fe es el 4to blog incluído el mio en el que tocamos el tema, debe haber una energia dando vuelta.
    Otra vez... buenísimo.

    ResponderEliminar
  7. Conquistando la realidad..
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Siempre creí que nunca cambiaría. Mi fe era inversa e igualmente vana.

    ResponderEliminar
  9. Pues no hay que caer en esas mentiras...
    Abrazos Su!!

    ResponderEliminar

Comparte palabras...