jueves, 17 de marzo de 2011

Pulso

¡Quiero más!,… ¡más!,… ¡más!- dice el corazón

¡Calla, calla!- replica la mente

El corazón se atrofia, la mente enferma.

16 comentarios:

  1. Las guerras siempre son malas, y más las internas.

    ResponderEliminar
  2. Hay razones del corazón de la razón no comprende
    Me ha encantado
    Saludillos

    ResponderEliminar
  3. Has descrito perfectamente la neurosis que padecemos en esta sociedad nuestra donde las emociones son aplacadas a fuerza de racionalidad. Muy bueno, Su. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. De todas las maneras de expresarlo, la más certera es la tuya.

    ResponderEliminar
  5. Tendrán que ponerse de acuerdo. Empezar a hablar un lenguaje común sería una solución.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Mente??... corazón???!!!... pero, pero... ¡¡Anda, déjate ya de blogs y acábate el libro!!

    Ja,ja,ja,ja,a,ja....

    Un beso de corazón... y demente, claro...

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo con Cyb, las guerras internas son devastadoras. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. La balanza no debe estar nunca equilibrada, sino se duermen corazón y mente.
    Muy despejados ambos por tu parte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Cuando nuestro corazón no está feliz, tarde o temprano el cuerpo enferma.

    Un beso grandote, Su

    ResponderEliminar
  10. No está mal el equilibro cuerpo-mente... porque el corazón enferma y la mente también, pero hay que darle un poquito a cada uno, o tratar de llegar a acuerdos entre ellos.
    Ahora a pensarlo en positivo... que si no lo pego en el espejo que ya sabes...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Mientras actúan el corazón o la mente, cada uno a su modo, todo puede ir bien. El problema es cuando salen a colación las vísceras.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  12. Así es!!!! Pero sabes? Mejor seguir siempre el pum pum que nos hace seguir latiendo...

    Besoss

    ResponderEliminar
  13. El corazón es un eterno hambriento.
    Y la mente tiene que aprender a aceptar que, de tanto en tanto, hay que alimentarlo.

    ResponderEliminar
  14. Sí Cybr, las peores guerras son las internas. ¿Qué tal hacerse amigos?

    Puck, ¿verdad que hay veces que parece que nunca conseguirán entenderse? Es difícil, pero no imposible.

    Si Pedro, siempre intentando aplacar, ¿por qué no dejar sentir?

    Muchas gracias, Montse.

    Torcuato, ese es el ideal, todos tienen que aportar, por qué no hacerlo juntos?

    Jeje, Kum*, creo que prefiero quedarme con el blog y dejar las gaitas, ¿me dejas?.

    Si Maite, yo también lo pienso. No hay nada mejor que vivir con paz interna.

    Bicefalepena, intentar mantener el equilibrio si, para que mente y corazón vivan con todo su esplendor.

    Si Patricia, cada vez creo más en lo interconectado que está todo.

    Jaja, si Anita, en positivo, siempre en positivo.

    Adivín, verdad que parece a veces que todo va bien hasta que hay algo que te toca la fibra?

    Sí María Coca, yo también prefiero que el pum pum no deje de oirse.

    Muy de acuerdo, Malena, si no quien nos va a dar ese calorsico que nos da tanto gustirrinín?

    Besitos a todos... desde el corazón.

    ResponderEliminar
  15. Lucha de pensamiento y sentimiento inevitable.

    ResponderEliminar
  16. Bienvenida Lourdes! Con sentimiento.

    ResponderEliminar

Comparte palabras...