martes, 29 de junio de 2010

Cartas

Todas las mañanas esperaba con impaciencia la llegada de su cartero. A veces incluso no podía evitar esperarle con la puerta abierta cuando los perros de los alrededores la avisaban de que se estaba acercando, le encantaba ver su cara de sorpresa al verla esperándolo. Le hacía mucha ilusión que alguien a quien apenas conocía fuera capaz de expresar sus sentimientos a través de hermosas cartas anónimas de amor.
Todas las mañanas veía como se le iluminaba la mirada cuando abría su puerta y recibía aquella carta. Había ocasiones en que ya incluso abría antes que le diera tiempo de tocar en ella. Cada día se enamoraba más del brillo de aquellos ojos cuando leían las palabras de amor anónimo que él mismo escribía. No pasaba mucho tiempo allí, el justo para que ella abriera el sobre, leyera y pudiera observar como, según iba avanzando, se le iba iluminando su rostro. Cada vez que ella le confesaba la mezcla de sentimientos que le generaban esas cartas, se le hacía un nudo en el estómago.
Un día fue ella la que le entregó una carta a él. En ella sólo unas palabras: “¿Te apetece un paseo por la playa?”

12 comentarios:

  1. Sí, claro, es una delicia pasear por la playa, sobre todo al atardecer.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. La dulzura inunda al lector y al micro. Es muy hermoso.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  3. Qué peligro tienen los carteros... precioso Su

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito. Me has conseguido guiar por un camino y me he encontrado un final casi inesperado.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. En este consiguió saltar la barrera y hablar....
    Hay que intentarlo.

    El amor....!!!Ay el amor!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Coincido con los demás, bonita historia. Ya sabes que el cartero siempre llama dos veces.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por las palabras.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Su, quisiera contar con este microrrelato en mi Microinvitado la semana que viene. Me ha salpicado de frescura y quiero reseñarlo en mi blog.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  9. Por supuesto Adivín, será un orgullo para mi.
    Gracias

    ResponderEliminar
  10. Hola.

    He leído tu relato en el blog de Adivín, y me ha gustado muchísimo, así que he pasado a visitarte y tu blog me ha gustado mucho.

    Besitos de jengibre.

    ResponderEliminar

Comparte palabras...