viernes, 11 de noviembre de 2011

En compañía


Se sentó en su cama y comenzó a susurrarle en voz baja. “Sé que la vida no te está resultando nada sencilla…”, “…que muchas veces te gustaría escapar…”, “…cuando quieres y…, “…puede que creas que…”, “…cuando lo sientas sólo tienes que…”. En ese momento, un soplo frío en su mejilla y un beso tierno, la despertaron del sueño. Abrió los ojos y allí no había nadie. Esbozó una sonrisa. La marca que había dejado sobre las mantas, en la orilla de la cama, le daban paz. Aunque ya hiciera unos meses que no estaba, sabía que nunca la abandonaría.

Publicado en La Esfera Cultural

14 comentarios:

  1. Estos relatos de ausencias siempre están llenos de melancolía. Abrazos muy vivos.

    ResponderEliminar
  2. Su, hay seres queridos que no nos abandonan nunca, los enamorados, menos aún. Me ha gustado mucho y la foto es muy buena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¿Historias del más allá?. Muy bello.

    ResponderEliminar
  4. Es un relato precioso, un guiño de esperanza para las que hace poco hemos perdido un ser querido,

    besos

    ResponderEliminar
  5. Fuerte... me quedé impresionado.

    Un abrazo, y gracias.

    ResponderEliminar
  6. Eso de que somos recuerdos es cierto cuando se recuerda de verdad, sin esfuerzo. Duele sentir un beso o una palabra sin tocarlo u oirla. Pero la alternativa es la nada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta como cuentas esa ausencia. A pesar de no estar, permanece.
    Es precioso.

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Siempre vivirán en nuestro recuerdo y siempre estarán a nuestro lado.
    Precioso y sentido.

    Besos a pares.

    ResponderEliminar
  9. Hay arrugas en mantas que nunca desaparecen. Me encantó como lo explicó.

    Un abrazo que, sin estar, sigue aquí

    Octavius Bot

    ResponderEliminar
  10. La nostalgia de las ausencias que vamos viviendo, que si estamos atentos se convierten en presencias que no vemos pero que nos aportan mucha calma.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  11. La necesidad del retorno, te hace soñar y sentir las sensaciones vivas.
    Me gusta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Es precioso, y como dicen, es una esperanza para nosotros, de quienes se han ido.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Sentir aunque no esten y hacer la soledad más llevadera.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias por estar aun en la distancia.

    Abrazos

    ResponderEliminar

Comparte palabras...