viernes, 22 de julio de 2011

Cuentan que brilló


Cuentan que ya desde joven tenía un brillo especial, que luchó como pocas mujeres lo hacían en aquellos tiempos para que sus hijos tuvieran una vida diferente.

Cuentan que no interfirió que su marido fuera unos pasos por detrás, que gracias a su luz nunca perdió el camino que guiaría sus pasos.

Cuentan que su amor lo manifestó siempre con actos, acogiendo y cuidando a los suyos con los brazos abiertos.

Cuentan que no era una mujer de medias tintas, que la verdad, el sentido común y el juicio crítico iluminaban su andar por la vida.

Cuentan que poco a poco se convirtió en el faro que iluminaba el viaje de regreso de todos los que querían estar alrededor de su mesa.

Cuentan que aún en sus últimos días, su luz, que seguía brillando, sirvió para convocar a los suyos junto a su cama.

Cuentan que cuando su corazón se apagó, su alma iluminó los corazones de todos a los que tanto quiso y que tanto la quisieron.

21 comentarios:

  1. Pues descanse en paz, aunque mi abuela diría "Temed la hora de las alabanzas".

    ResponderEliminar
  2. Cuentan muchas verdades de una persona maravillosa. Es una gran suerte haber disfrutado de ese faro dentro de tu propia familia. Y donde esté seguirá brillando. Un beso con mucha luz.

    ResponderEliminar
  3. Cuentan que cuentas una bella historia.
    Que da gusto leerla, que a uno se le ensancha el alma.

    Gracias!

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito, Su!
    Destiñe cariño en cada palabra.

    ResponderEliminar
  5. Cuentan que los suyos heredaron un trozo de su corazón, lo ensancharon en su pecho y llevaron amor a cada rincón del mundo.
    Eso cuentan, y hágame usted el favor de no provocarme escalofríos y llantos que con este resfriado no me van nada bien.
    Abrazos de corazón

    ResponderEliminar
  6. Cuentan que despedirse de un ser amado es tan duro, que algunos no quieren aceptar que se ha ido.

    Espero que vivas el duelo, lo traspases y la respires por siempre en tu corazón.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  7. Y seguirán contándolo mientras haya memoria.

    Un abrazo y compañía.

    ResponderEliminar
  8. Y seguirá brillando mientras sigan contándolo...
    Muchos besos y abrazos reconfortantes

    ResponderEliminar
  9. ...y así su luz siguió alumbrando.

    Un beso deslumbrado

    ResponderEliminar
  10. Se diría que conociste a esa mujer, por la sinceridad y el cariño que transmiten tus palabras. Muy bello. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Elaboradamente, lentamente,
    esta masa de amor y su aventura
    a través del vivir, se transfigura
    hacia la sencillez de lo inocente.

    El sol atardecido es suficiente,
    o la silvestre flor, o la ternura
    de cualquier gesto o voz, o la llanura
    del mar azul, para que este presente

    la historia del amor, ya convertido
    su arrebatado ímpetu en sonrisa,
    su pulso ardiente en íntimo latido.

    No se acabó el amor sino la prisa.
    Aquel ave nació para este nido;
    aquel viento nació para esta brisa.

    Sólo puede alcanzarse la estatura
    de lo sencillo y lo inocente ahora,
    tarde a tarde y aurora tras aurora
    prosiguiendo al amor en su andadura.

    (fragmento del poema "Ternura alcanzada" de Luis Cobiella).

    Gracias Su

    ResponderEliminar
  12. Tal y como lo cuentas ¡qué gran privilegio tuvieron quienes la conocieron!
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. El faro no ilumina la mar, es ésta la que ilumina cada corazón, cada esperanza. Precioso.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  14. Su, con tu permiso te diré que me recuerda a mi abuela. Ella era así. Y al leer tu micro me ha recordado a ella y me he emocionado.

    Me ha gustado mucho es un gran homenaje a las mujeres que han sido, son y serán faros para sus casas y familias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Cuantan que mientras alguno de los que bajo su luz han disfrutado con ella siga en pie, ella seguirá guiando sus vidas.

    Me gustó este homenaje a nuestros mayores. Esos a los que muchas veces relegamos sin aprovechar todo lo que nos pueden ofrecer.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Para mi sorpresa me topé con "esta aprendiz de palabras" -que sin dudas aprendió mucho y lo demuestra en sus escritos- Felicitaciones y pasaré seguido para continuar leyendo tus hermosas historias... Un beso grande !!!

    ResponderEliminar
  17. Emotivo y delicado, Su. Un buen homenaje a una gran mujer.

    ResponderEliminar
  18. Un texto especial para una persona que, sin duda, fue muy especial. Es la primera vez que paso por aquí, pero sin duda no será la última.

    ResponderEliminar
  19. Un abrazo fuerte.

    Gracias por estar.

    ResponderEliminar

Comparte palabras...