martes, 3 de mayo de 2011

Escritos de recuerdos



Desde su infancia el despiste fue su fuerte. Aunque no le hacía gracia ser el centro de todas las bromas y comentarios, lo veía como una virtud, hasta eso lo olvidaba. Lo que sí le apenaba más era que se le esfumara el último abrazo, recordar a la perfección que tal libro o película le habían tocado el corazón y ser incapaz de decir de qué trataba u olvidarse del precioso atardecer en que fue tan feliz.

Poco a poco, con la intención de no olvidar aquellos pequeños regalos que le daba la vida, porque eso sí que lo consideraba un defecto, comenzó a escribir historias que alegrarían el alma de cualquier persona. Hacía anotaciones en todas partes, el tique del supermercado, los huecos libres de la agenda, las libretitas que se compraba y conseguía no perder,… porque sí, la mayoría de las veces esas palabras dejaban de estar bajo su poder y pasaban a formar parte del trueque de regalos con la vida.

Hoy escribe en lugares seguros para no olvidar y, más que nada, para conseguir no desdibujar la felicidad de su cara. Porque sabe que lo que escribe es lo que recuerda, y lo que recuerda, lo que escribe. Así que escribe el mundo que quiere recordar.

Imagen de Juanlu (Luiyi)

13 comentarios:

  1. Me gusta esa idea de escribir el mundo que se quiere recordar, de inmortalizar en palabras escritas los momentos más bellos de la vida. Toda una suerte ser despistado si se consigue semejante riqueza. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Precioso. Espero que escriba mucho.

    ResponderEliminar
  3. Eso es como crearse los recuerdos, no?
    Muy sugerente, y el dibujo muy especial.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno su!
    Me ha encantado!
    Espero que guarde a buen recaudo sus recuerdos y que recuerde su letra, no vaya alguien a cambiar algo por el interés...
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. "...escribe el mundo que quiere recordar" Una frase de antología.
    Para usar una palabra que sé te gusta (y va justo para la ocasión) GENIAL, SU!

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno ese bucle que has creado, casi, casi, se convierte en una espiral que te atrapa en ese mundo creado una y otra vez por la protagonista. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¿No hacemos todos lo mismo? Es precioso Su, me encantó esta frase "pasaban a formar parte del trueque de regalos con la vida" nunca lo había visto así.
    Te devuelvo la visita y con tu permiso aquí me quedo ;-)

    ResponderEliminar
  8. Un mundo a imagen y semejanza de algo que no recuerda, pero que seguro que era muy bueno.
    Me ha gustado mucho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Muy hermoso, Su. Tanto desde el aspecto temático como formal. Para no olvidar ese "trueque de regalos con la vida".
    Abrazos,
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado.
    Un abrazo

    Choni

    ResponderEliminar
  11. ¿Acaso no escribimos para eso los que escribimos?
    Muy lindo, Su.

    ResponderEliminar
  12. Siempre escuché que son los victoriosos los que escriben la historia. ¿No somos nosotros los que la escribimos? ¿No ganamos día a día para seguir escribiendo?

    Un abrazo

    Octavius Bot

    ResponderEliminar

Comparte palabras...